A pesar de que las administraciones y la sociedad en general ya asumen como algo natural y necesario la presencia de la tecnología en las aulas, las iniciativas en este sentido todavía son escasas proporcionalmente, al comparar la educación con otros sectores socioeconómicos. Poco a poco se van adquiriendo pizarras digitales y ordenadores para uso formativo, en lo que parece el inicio de un proceso de modernización de los sistemas de enseñanza. Sin embargo, la vanguardia de la investigación tecnopedagógica se encuentra a años luz de los tímidos esfuerzos innovadores institucionales, alumbrando conceptos tan sugerentes como Edupunk y Aprendizaje Invisible.

Fundación Telefónica acaba de publicar el volumen “Edupunk aplicado. Aprender a emprender” , que dirigido por el profesor Alejandro Piscitelli supone una continuación de la obra “El proyecto Facebook y la posuniversidad. Sistemas operativos sociales y entornos abiertos de  aprendizaje” 

El término Edupunk fue acuñado en 2008 por Jim Groom, un especialista en tecnología formativa de la University of Mary Washington, y rápidamente se ha ido extendiendo por el ámbito de la educación superior estadounidense. El nombre establece un homenaje explícito y un paralelismo con el punk, el movimiento musical de la segunda mitad de la década de los setenta, dado que comparte con él la reacción contra lo establecido, la filosofía “Do It Yourself (DIY)/Hazlo Tú Mismo” y un odio hacia lo considerado como comercial.

Edupunk parte del rechazo hacia los métodos formativos tradicionales y aboga por el aprendizaje colectivo, por ejemplo a través de comunidades virtuales, mediante herramientas gratuitas en línea de código abierto y evitando el software empaquetado corporativo, potenciando la enseñanza creativa y el autodesarrollo del alumno.

Un gran ejemplo de este innovador paradigma educacional es el wikiproyecto “Murder, Madness and Mayhem” , que llevó a cabo el profesor John Beasly-Murray de la Universityof British Columbia con sus alumnos del curso literatura latinoamericana. Murray propuso a sus alumnos que escribiesen artículos para la Wikipedia sobre narrativa latinoamericana relacionada con los dictadores, con el objetivo de conseguir el máximo número posible de artículos destacados (enla Wikipedia son artículos que los lectores han considerado de excepcional calidad y están marcados con una estrella marrón). Los resultados fueron excelentes: tres artículos considerados como destacados y ocho más clasificados como buenos. Durante todo el proceso, los alumnos de Murray colaboraron y fueron asistidos por la comunidad de usuarios de Wikipedia, añadiéndose así una dimensión colaborativa a la iniciativa.

Un intento de inyectar los principios del Edupunk en los sistemas formativos tradicionales es el proyecto Aprendizaje Invisible de los profesores John Moravec y Cristóbal Cobo Romaní, que parte de la base de que para el alumno actual, que crece dentro de una sociedad digital, la tecnología es invisible, no es más que un medio para realizar distintas tareas, pero no un fin en sí mismo. En este escenario, el reto para los sistemas educativos es desarrollar los conocimientos tecnológicos de los docentes para que puedan utilizar las TIC en el diseño de sus estrategias pedagógicas y en su día a día en el aula.